diciembre 4, 2021

Agilmente

Agilmente

El cerebro necesita que lo entrenemos para mantenerse activo y con todas sus conexiones funcionando debidamente.
Los expertos en neuróbica señalan que hacer ciertos ejercicios o actividades que rompan con la rutina, sirven para activar zonas cerebrales que son poco utilizadas o que han permanecido “dormidas”. Aplicando ejercicios especiales para el cerebro, se estimulan todos los sentidos, haciendo que la persona ponga más atención a las actividades cotidianas, lo que agudiza la capacidad de enfoque y la memoria.
Según estudios afirman que la mente igual que al cuerpo hay que estimularla y entrenarla. Por ello se sugiere practicar ejercicios de atención, de concentración e implementar técnicas de memoria y agilidad mental.
A esto es a lo que se le llama Neuroplasticidad: la capacidad del cerebro de formar y reformar redes de neuronas a partir de nuestras experiencias. Es decir, la habilidad del cerebro de moldearse con el aprendizaje.
Entre más temprano se empiecen a aplicar y entre más tiempo se utilicen, se ha visto que las personas tienen más probabilidades no solo de conservar su memoria intacta, sino también de prevenir o retrasar la aparición de enfermedades como el Alzheimer o la demencia.
Abrir chat